Muy buenas a tod@s, navegantes! Como sabréis hace cosa de unas horas salió finalmente la última iteración del conocido Mozilla . Esta versión 4 ha venido acompañada de muchas betas y Release Candidates previas en las que se podían ir apreciando sucesivamente varias características que irían conformando el producto final que ya tenemos disponible.
    Estos días han sido días de mucho hype en torno a Firefox; hoy sin ir más lejos, para tod@s los que tenemos Twitter, ha sido un día muy ajetreado en cuanto a opiniones, impresiones, críticas y alguna otra iniciativa sorprendente que viene a demostrar la altísima importancia que tiene esta plataforma de microblogging hoy en día (yo mismo, en cuanto he podido, me he bajado el instalador, aún cuando no tenía ninguna versión previa instalada desde el último formateo). Sin embargo, lejos de todo ese ruído, me gustaría compartir con vosotr@s muy brevemente cuáles han sido mis primeras impresiones con el navegador del zorro de fuego (que, sólo faltaría, respeta la famosa corriente del software libre de utilizar figuras de animales como iconos de los productos).
    Yo creo que a Firefox se le ha mirado siempre con muy buenos ojos. Esto es comprensible, ya que supuso la alternativa open-source de Internet Explorer, en un tiempo en que el desarrollo web -y los troyanos- estaba a la orden del día. También el usuario medio estaba cansado de abrir 15.000 ventanas distintas y tener problemas al cargar Flashes, JavaScripts y demás, y el usuario de Unix necesitaba algún navegador potente de verdad.
      Sin embargo, hoy en día, lo que ofrece esta última revisión de Firefox no me ha parecido nada nuevo ni espectacular (repito, tras leerme las release notes y abrir una docena de páginas aproximadamente), ya que durante todo este tiempo que ha estado implantado en la mayoría de los hogares la 3.6.14, sus principales competidores: , y IE han sacado versiones muy mejoradas de sus productos en cuanto a prestaciones y diseño que creo que deslucen el debut de este navegador.
 
¡A mí la legión!
 
 
    Ahora mismo, y bajo mi humilde opinión, el rival a batir es Opera. La release 11 me parece buenísima, tanto por el diseño minimalista (aunque me siguen convenciendo más las Personas de Firefox), como por el consumo de recursos (el punto negro sin duda de Firefox) y sobre todo por dos conceptos que no entiendo como tardaron tanto en implementarlos: pilas de pestañas y sesiones. En serio, para un tío como yo que tiene abiertas del órden de 20 pestañas siempre de varios temas distintas el tener apiladas varias pestañas de la misma temática o crear varias sesiones (redes sociales, desarrollo, formación, trabajo…) ha supuesto un recurso fundamental que le permite descansar la vista de tantos iconos miniaturizados o pestañas directamente sin iconos (otra cosa que no soporto de Chrome). Sí, es cierto que ahora Firefox incorpora grupos de pestañas pero resueltos de forma poco natural bajo mi punto de vista y de sesiones no he visto nada todavía (ni de los gestos de ratón manteniendo el botón derecho sobre una web). 
    El resto de características que he tenido ocasión de probar tampoco suponen nada no visto hasta ahora: Sync es un concepto ya explotado en el Unite de Opera, la navegación privada es algo muy común, la presentación de las barras de herramienta lo mismo…Quizás sea porque llevo ya un tiempo muy contento con Opera 10-11 y muy poco con Firefox 4 (no he analizado exhaustivamente el rendimiento, que es algo de lo que están presumiendo bastante), pero este lanzamiento me ha dejado un pelín frío la verdad…¿qué opináis vosotros?.

2 thoughts on Ya está aquí, ya llegó…

  1. JaKoJaKo

    Buenas!
    He tenido instaladas algunas de las betas y tampoco he ido notando cambios tan drásticos como merecería algo que se ha hecho esperar tanto tiempo. Creo que el cambio que anuncian en cuanto a mayor frecuencia de versiones es algo que hará que vuelva a ofrecer novedades en lugar de ir mezclando cosas que ya incorporan Chrome u Ópera.
    Sigue así con el blog, fenómeno.

    Reply

Deja un comentario