Durante la semana del 18 de Noviembre de 2011 Warner Bros Interactive y Rocksteady Studios sacaron para y PS3 (la semana siguiente para PC) uno de los juegos destinados a ser (como así fue posteriormente considerado por varios medios especializados) uno de los GOTY del pasado año: City.
 
Batman_Arkham_City_Wallpaper_1_by_CrossDominatriX5
 
 Argumento
 
  Argumentalmente, el título continúa directamente donde lo dejó Batman Arkham Asylum, partiendo de una iniciativa del alcalde de Gotham Quincy Sharp de montar una súper-prisión en medio de la ciudad llamada Arkham City, a lo que Bruce Wayne  -la identidad pública de Batman -se opone rotundamente. Es en este punto donde comenzará el prólogo del juego y nuestro viaje por la prisión, encadenados y -aparentemente, claro- sin recursos.
 
    La historia es original del videojuego, aunque, bajo mi punto de vista, bebe del arco argumental “Batman: Tierra de Nadie“, en el que se produce una situación de aislamiento similar en Gotham; así como Batman Arkham Asylum bebía del cómic homónimo (el cual desde aquí recomiendo encarecidamente).
 
    Sin duda, la mayor baza del juego es que nos pone en la piel de Batman (o de Robin y Catwoman, si pasamos por caja) -el inmortal personaje de cómic creado por Bob Kane allá por el año 39- de una forma que otros juegos no han conseguido, logrando un nivel altísimo de empatía con nuestro avatar tanto si el jugador ha leído los cómics como si no. Esto se traduce en que, tras las aproximadamente 10 horas que dura la trama principal, quieras seguir jugando para completar las abundantes misiones secundarias que  se ponen a nuestra disposicion (bien de forma automática o apareciendo espontáneamente durante nuestro viaje por las calles -más bien tejados- de la prisión). Estas misiones secundarias servirán para presentar al resto de villanos que complementan a los principales: Joker, Dos Caras, El Pingüino y Hugo Strange. Hay un buen número de ellos, que irán desde los más clásicos a los introducidos en los arcos “recientes” del murciélago.
 
arkham-city
 
    Mención especial merece Edward Nigma, Riddler, uno de mis villanos preferidos del cómic y que aquí se presenta como una mente criminal superior que dispone una serie de trampas y acertijos por toda la prisión que ocultan trofeos, los cuales si recogemos nos abrirán las puertas a un subconjunto de misiones propias del personaje muy trabajadas.
 
Apartado técnico
 
    El apartado técnico está a un nivel muy alto, con una recreación magnífica del Gotham oscuro e industrial que han puesto de moda las últimas películas de Nolan, frente a la visión más gótica y de ciencia ficción que se pudo ver en las películas clásicas del personaje. Así, tendremos un extenso mapa por el que circular libremente gracias a la inmensa cantidad de gadgets que ponen a nuestra disposición, creciendo el tamaño del mismo considerablemente frente al que se nos presentaba en la precuela del juego. Esto implica que el juego tiene un componente de mucho más pronunciado que Arkham Asylum, ya que en todo momento -incluso de una forma abrumadora a veces- estamos conectados a un sistema de vigilancia local que nos va informando de lo que sucede a nuestro alrededor. El modelado de los personajes también es muy bueno, con un Batman enorme pero proporcionado y unos villanos recreados a la perfección (eso sí, siempre bajo una óptica “realista”).
 
 
batman_arkham_city_22-12-2010_01
 
 
 
Jugabilidad
 
    En cuanto a jugabilidad, el juego se adapta perfectamente a los mandos de la consola, respondiendo con rapidez y precisión a cada una de nuestras acciones. Esto es muy importante de cara al sistema de combate, uno de los puntos fuertes del juego: durante el transcurso de la partida nos encontraremos con bandas de 10-20 presos que -obviamente- se nos tirarán al cuello y a las que mediante un ajustado mecanismo de golpe-contragolpe (incluso con varios a la vez) podremos ir despachando sin ningún problema. Está realmente bien implementado, y aunque no es ninguna novedad (ya que se introdujo en el título anterior a éste) sí se ha mejorado en varios aspectos…no digo en todos, porque existen ciertos movimientos de largo alcance muy forzados.
 
 
19
 
 
    Este sistema de combate se complemente con una buena cantidad de gadgets de combate y exploración, movimientos de caídas en picado y planeo con la capa, la visión de detective que nos permite analizar nuestro entorno, un sistema de mejoras de habilidades que sigue la filosofía de los puntos de experiencia de los juegos de rol y un componente de puzzle en forma de enigmas de Riddler que nos mantendrá pegados al televisor muchas horas si es que lo queremos detener definitivamente.
 
Apartado sonoro
 
   El juego viene traducido y doblado al castellano, con un Batman con la voz del doblador de Christian Bale y un Joker con unos matices de locura muy bien reflejados en su voz. El resto de personajes no destacan especialmente, en todo caso Riddler que tiene una voz serena y confiada que va muy acorde con el personaje. La música, salvo momentos puntuales de la historia, casi pasa inadvertida, ya que estaremos tan centrados en el sistema de vigilancia local y los diálogos de los personajes que nos encontramos, que nos olvidaremos de ella.
 
batman_dark_tomorrow_pow-150x150
 
   Creo que esto viene a reforzar el sentimiento de soledad de Batman -propio del personaje- únicamente roto vía comunicaciones remotas con nuestros aliados, que nos quieren hacer transmitir los desarrolladores del título y consiguen de una forma muy acertada.
 
 
Conclusiones
    Este título es una compra obligada tanto para los fans del personaje de cómic (los cuales se verán recompensados con situaciones, personajes y habilidades que le serán muy familiares) como para los que no lo son. Ambos podrán disfrutar de un título con una factura técnica, artística y jugable de alto nivel, con una capacidad inmersiva asombrosa. Muy recomendable, sin duda (¡aunque sigue faltando el Batmóvil!).
 
arkham_city_joker_by_paullus23-d49yz0z
 
 
   Bienvenidos a Arkham.
 
 
 

Deja un comentario