Muchos equipos antiguos con los que me encuentro ya tienen la lectora de CD estropeada, no tienen lectora de DVD o ésta tampoco funciona, etc. haciendo difícil la tarea de mantenimiento o instalación de nuevos Sistemas Operativos sobre dicha máquina.
   Por tanto últimamente (y gracias a una campaña de publicidad de unos clientes) me estoy haciendo una colección de pendrives USB (los pinchos de toda la vida, vamos) para arrancar con ellos en modo live la distribución del Sistema Operativo que queramos (es decir, sin necesidad de instalar nada físicamente en la máquina en primera instancia para poder evaluarlo).
   Para conseguir esto, con 3 pasos será suficiente:
  1. Tener un pendrive USB de por lo menos 2GB formateado en FAT32.
  2. Descargarnos la distribución () que nos interese (yo llevo un tiempo encantado con Linux Mint Debian Edition, una roller que funciona a las mil maravillas) en un directorio de nuestra máquina sobre el que tengamos permisos suficientes.
  3. Ahora tenemos que descargarnos la utilidad ‘Unetbootin‘ (para el caso de los Windoseros) o abrir una terminal y escribir ‘sudo apt-get install ’ en el caso de los Uniseros.

Hecho esto, lanzamos el ejecutable de la aplicación para tener una ventana como la siguiente:

 UNetbootin_009
    en la que simplemente tendremos que indicar la ruta de la imagen ISO que nos hemos descargado previamente (o incluso descargarla en ese momento desde la propia interfaz de la aplicación) e indicar la unidad USB que queremos convertir. Dándole a ‘Aceptar’ se hará la magia y ya tendremos nuestro pendrive listo para ser la lanzadera de un Sistema Operativo; eso sí, siempre que la BIOS de la máquina en cuestión soporte arranque por USB, claro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.