NOTA: Todas las imágenes que acompañan a este post son propiedad de los distintos medios de las que las he sacado.

Más de 100 días han transcurrido desde que el pasado 20 de Diciembre de 2015, los españolitos acudiésemos a votar a las urnas en una ocasión que se presentaba como histórica, ya que era la primera vez que el bipartidismo veía temblar sus puertas giratorias para dar paso a la “nueva política” (que, a la postre, se ha demostrado no tan nueva, ¿verdad, Arturo?).

monedero

Desde aquellas hemos tenido la desgracia de contemplar un en el que el actor principal, el joven Sánchez, se perfilaba cómo el único candidato que daba un paso al frente y le decía al ciudadano Felipe de Borbón “que sí, que p´alante“. El resultado, pacto naranjito incluido, fue un desastre no una, sino tres veces.

pedro_sanchez

Mientras tanto, en la calle Génova, la policía se personaba semana sí, semana también y en Valencia una señora muy digna, muy puesta y muy aforada negaba conocimiento de los tejemanejes y pitufeos de sus 42 compañeros de edificio durante los más de 20 años que estuvo al frente del mismo.

rita_barbera

Del señor del plasma, mejor ni hablar, lleva esperando nuevas elecciones desde aquellas, dejando que sus segundos, y algún ministro de su más absoluta confianza que se fue de viaje a Panamá pero que no se acordaba, llevasen la voz cantante y dejasen correr el balón, confiados en que sus 7 millones de votos les permitirán volver a ganar las elecciones, sin importar Taulas, calorets ó impuestos al Sol. Y lo harán, no lo dudéis ni un minuto.

Durante todo este impasse, Pedro y Pablo lo intentaron muy fuerte, Pedro y Albert lo consiguieron (de poco les sirvió), pero Albert y Pablo no se llegaron nunca a entender: que tú eres la nueva derecha, que tú eres un rupturista, que a ti te paga Chávez, que tú te metes coca, over and over again.

Mientras duraba todo este circo, fueron pasando los meses. Sin gobierno, sin peso a nivel europeo ó americano (Obama ya rechazó venir a España hasta que haya gobierno en firme), con la administración más colapsada que nunca y sin solución al problema. Incluso ahora tenemos a un señor que dejó de matar por estrategia (no por convicción) dando cátedra en el Parlamento Europeo acerca de presos políticos y refugiados; Garzón, cambia de compañías y vuelve con Julio, antes de que esto se desmadre más.

Politicians Pablo Iglesias and Alberto Garzon at photocall during the 30th annual Goya Film Awards in Madrid, on Saturday 6th February, 2016.

Y con esto llegamos a hoy, al 26 de Abril de 2016. El Rey ha finalizado su tercera ronda de audiencias a los distintos candidatos y ha pedido austeridad (similar a lo que nos costó cuando fuimos a votar su coronación) y que no aburran al pueblo. Tarde, Felipe, tarde. No es ninguna sorpresa, pero de estas reuniones no ha salido nada nuevo, nadie se siente legitimado, a nadie le quieren -a Ciudadanos ahora mismo menos que a nadie, ni por la derecha ni por la izquierda- y para una vez que alguien que abre la boca para proponer un gobierno tecnócrata, se le echan encima las fieras. Pero claro, esto no es Italia, ¿o sí?

Parece que ahora, en el minuto yugoslavo que le llaman, puede haber un pacto entre PSOE y Compromís que posibilite un gobierno socialista independentista de dos años. Otra cosa no, pero Sánchez ha hecho lo indecible para formar gobierno (ojo, y para salvarse él mismo dentro de su partido) y que no lo adelanten ni por la derecha ni por la izquierda.

En fin, yo creo que tendremos gobierno “a la valenciana” en el último minuto, pero que esta etapa me está cansando, aburriendo y enervando muchísimo. No me imagino ser periodista hoy en España.

Además, ¿qué nos creemos?, ¿que las elecciones del 26 de Junio con los mismos candidatos van a arrojar una situación sustancialmente distinta?. No lo compro, de hecho creo que ya no compro a ninguno.

Aunque, quién sabe, quizás tenemos lo que nos merecemos. El poder en democracia emana del pueblo, ¿no?, pues si es así quiero que me gobierne Bertín Osborne ó Julio Iglesias y que me canten bonito, que así se distraen de robar.

He dicho.

PD1: ¿El bipartidismo es síntoma de una sociedad madura o de una sociedad acomodada?

PD2: ¿El objetivo último de toda esta mandanga era echar a Rajoy o formar un gobierno que nos haga crecer como país?

PD3: Si la Ley D´hont se ha demostrado poco eficaz para escenarios como el que tenemos ahora mismo con 4 partidos, ¿qué otra alternativa hay?.

PD4: ¿Tendríamos que ponderar los votos de alguna forma distinta a la densidad poblacional o seguir a rajatabla el mantra de “una persona, un voto”?. ¿Vale lo mismo un voto de un ingeniero de Madrid que el de uno de Lugo?. ¿O vale más el voto de un ingeniero de Lugo que el de una ama de casa de Madrid?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.